solidaridad_manos

CESIDA destaca que sus entidades siguen trabajando con poblaciones vulnerables adaptándose a la situación del Covid-19.

 

La Coordinadora Estatal de VIH-Sida (CESIDA) quiere trasladar su reconocimiento a todas las personas que se encuentran trabajando para mantener servicios y actividades esenciales durante la crisis sanitaria del Covid-19, a  los profesionales sanitarios y, especialmente, a los   de enfermedades infecciosas.  Estos profesionales ya se enfrentaron a principios de los ochenta a la pandemia del SIDA y ahora están  trabajando en primera línea frente al Covid-19.  Por ello CESIDA considera necesario reivindicar nuevamente  la necesidad del reconocimiento de la especialidad de enfermedades infecciosas, algo que viene reclamando desde hace tiempo junto a estos profesionales sanitarios.

Las entidades del tercer sector hemos sabido actuar consecuentemente con la actual situación de crisis sanitaria producida por el Covid-19 y rápidamente hemos reconducido nuestros servicios a las circunstancias del estado de alarma, y todo ello a pesar de las dificultades económicas y de los en muchos casos limitados medios materiales y humanos de los que disponíamos para desarrollar nuestra labor.

Entre las tareas que vienen desarrollando nuestras entidades cabe destacar todas aquellas relacionadas con la dispensación de tratamientos antiretrovirales como son: la recogida de medicamentos de farmacia hospitalaria y entrega a domicilio a personas con VIH con edad avanzada y/o con complicaciones medicas,  el envío de medicamentos a españoles que se han quedado en otros países y de extranjeros que se han quedado en el nuestro o el acompañamiento a migrantes en situación administrativa irregular  para que puedan acceder al sistema y puedan continuar recibiendo su medicación.

Por otra parte, como no podía ser de otra manera, se sigue trabajando en los  centros residenciales y pisos tutelados para personas con VIH sin hogar, en muchos casos sin EPIS que les permitan mantener las mínimas medidas preventivas para el Covid-19, en los  programas de intercambio de jeringuillas, en  los centros de baja exigencia y  en las salas de inyección segura.

Además, nuestras  entidades junto con otras muchas del tercer sector,  están intensificando o poniendo en marcha programas de reparto de alimentos y medicamentos para  trabajadoras y trabajadores sexuales, mujeres transexuales,  población migrante, usuarios de drogas  y otras poblaciones a las que la actual coyuntura de confinamiento ha dejado sin recursos.

Por otro lado las entidades han hecho un esfuerzo para poder seguir dando atención de forma telemática  en aquellos servicios que la actual situación no permite llevar a cabo de forma presencial;  la atención a personas reclusas por vía telefónica mediante la recarga de sus tarjetas de móviles (ya que los permisos para las intervenciones en prisiones han sido anulados), a personas con encierros en casa problemáticos (jóvenes LGTB que no son aceptados por sus padres, violencia de género, pisos compartidos..), la asesoría psicológica online para personas usuarias del chemsex; la atención online a personas recién diagnosticadas del VIH antes atendidas en el servicio de PARES de los hospitales; el mantenimiento de grupos de autoapoyo de forma virtual, así como la edición de materiales sobre Covid-19 y VIH en varios idiomas o la realización de diversos webminars sobre la actualidad del VIH y el coronavirus entre otros.

Por  todo esto CESIDA quiere también rendir un sentido homenaje y reconocimiento a todas las personas voluntarias y entidades del tercer sector por su actuación durante esta crisis  y poner en valor la labor que desarrollan las entidades que forman parte de nuestra Coordinadora, que siguen trabajando y prestando asistencia en circunstancias difíciles con las poblaciones más vulnerables.

En este sentido, queremos invitar a toda la ciudadanía a que en la actual campaña de la RENTA marque la casilla de fines sociales en su declaración del IRPF, apoyando así los esfuerzos que desde el tercer sector se vienen realizando en favor de las poblaciones vulnerables, y que deben seguir siendo una prioridad social tras la finalización de la crisis sanitaria a fin de evitar que aumenten las situaciones de exclusión y discriminación.

Finalmente la Coordinadora Estatal de VIH-SIDA reclama las medidas necesarias para que el impacto del Covid 19 no haga descarrilar el progreso conseguido en VIH, tuberculosis y malaria y provocar muertes adicionales, a través de la coinfección con personas que ya son vulnerables, o por la interrupción del tratamiento y de las cadenas de suministro de medicamentos como vienen reclamando diversos organismos internacionales. Por lo que solicita que los recursos que se destinen a combatir el coronavirus sean complementarios a la lucha contra estas enfermedades, sin reemplazar o desplazar los servicios existentes.

https://www.cesida.org/la-atencion-al-vih-en-tiempos-del-coronavirus/