Vías de transmisión del VIH

VIAS DE TRANSMISIÓN VERTICAL

Los fluidos corporales que pueden transmitir el VIH son: sangre, semen, flujo vaginal y leche materna. Actualmente, la mayoría de las infecciones nuevas se deben a relaciones sexuales no protegidas.

 

Sin protección (preservativo masculino o femenino) existe riesgo.

 

Una sola relación sin protección es suficiente para adquirir el VIH, otras ITS y un embarazo no deseado.

 

 

Transmisión sexual.

Prácticas de sexo anal, oral o vaginal sin protección.

Transmisión sanguínea.

Uso compartido de jeringuillas y otros instrumentos con presencia de VIH así como cualquier intercambio sanguíneo.

Transmisión vertical.

De madre seropositiva a hijo durante el embarazo, parto y/o lactancia.

 

Gracias a la evolución de los conocimientos y a los fármacos disponibles para el VIH las personas seropositivas tienen en la actualidad una mejor calidad de vida, por lo que muchas parejas en esta situación se plantean de una forma natural la posibilidad de tener descendencia y formar una familia. La introducción de fármacos eficaces, el empleo de pautas combinadas y un seguimiento estricto del embarazo y del parto han reducido el riesgo considerablemente.

Volver arriba